Ciclo de vida de una deuda

Ciclo de vida de una deuda

Ciclo de vida de una deuda

Obtener una deuda es sumamente fácil, siempre y cuando cumplas con los diferentes requisitos que la entidad financiera te solicita. Ya sea un préstamo para un  nuevo negocio o un crédito para una compra, estas puedan transformarse en deudas que pueden ser útiles, siempre y cuando conozcas su ciclo de vida.

Ciclo de deuda

El ciclo de la deuda, comienza en el instante y momento en el que la adquieres, es decir cuando dispones del dinero. En esta etapa, tu estado financiero es positivo; cuentas con una buena reputación crediticia y los bancos y demás entidades financieras pueden confiar plenamente en ti; cuentan con que devolverás el dinero en tiempo y forma y con los intereses acordados previamente. Esta se puede considerar como la Etapa verde.

Si eres una persona comprometida, liquidarás tu deuda en tiempo y forma sin atrasarte ni un solo pago.

Te invitamos a leer: Gerencia por objetivos

En el momento en el que empiezas a descuidar tus compromisos y dejas de pagar al banco por varios meses, se dice que la deuda entra en una nueva etapa, la Etapa Ámbar. Esto significa que estas atrasado en los pagos, pero que aun así puedes seguir pagándolos y con un poco de esfuerzo, llegar bien al final de tu deuda.

En esta etapa, hay que tener mucho cuidado, ya que los atrasos en los pagos, pueden ocasionar que se nos comience a crear una mala reputación crediticia, lo cual empeora entre más tiempo transcurra sin que entregues algún pago.

Posteriormente, viene la fase roja. Esta comienza en el momento en el que has dejado de pagar por competo. Es decir, un atraso de tres meses en la fase ambar, sumando otros meses más en los que no has proporcionado ningún pago a tu organización financiera. En este momento, el banco comienza a ver a tu deuda como una “perdida”, es decir, en números rojos.

La fase final, ocurre cuando ya se ha vencido el plazo para liquidar completamente la deuda y nos has podido cumplir con esto. Es en este momento en donde las cobranzas coactivas a través de terceros comienzan. En esta etapa, conocida como “Fase azul” la reputación con las instituciones financieras es mala y tu capacidad de crédito, nula.

Ahora que conoces el ciclo de vida de una deuda, toma las medidas correctivas necesarias para no dejar que esta llegue hasta su etapa final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *