Despido justificado e injustificado

Despido justificado e injustificado

Despido justificado e injustificado

Cuando una persona es despedida de una empresa, debe ser informada de las razones por las cuales se le está solicitando que se retire de la empresa.

Puede ser que sea un despido justificado o por otra parte, uno injustificado.

Para que sepas diferenciar entre cada uno de ellos, aquí te mencionamos qué características tiene cada uno, tanto el despido justificado como el despido injustificado.

Despido justificado.

En esta categoría se encuentra una amplia lista de motivos, la mayoría de ellos recae en la conducta del trabajador.

-Si este ocasiona de manera intencionada daños materiales a las instalaciones, instrumentos y maquinarias que están relacionados con el trabajo.

-si lleva a cabo actos considerados inmorales o manifiesta conductas violentas, ya sean ofensas verbales, o físicas contra el empresario, directivos y demás compañeros de trabajo. Este punto de justifica cuando se hacer en defensa propia.

-Por conductas imprudentes que comprometan la seguridad tanto de la empresa en cuestión como de los trabajadores de la misma. También incumplir las medidas preventivas pensadas para evitar accidentes de trabajo.

-Si revela datos de la empresa que son confidenciales, especialmente si se hace con el fin de perjudicarla.

-Si miente respecto a su experiencia previa con el fin de enriquecer su currículum.

-Si desobedece a sus superiores sin una causa que sea justificada.

-Si falta de forma injustificada por más de tres días en un periodo de 30 días

-Si asiste al trabajo bajo los efectos de sustancias nocivas o ilegales como el alcohol y drogas.

-Si está próximo a cumplir una sentencia condenatoria de falta de libertad.

Te invitamos a leer: Evita estos errores al crear tu empresa

Despido injustificado.

En este punto se van a englobar todos los casos que no han sido incluidos en el apartado anterior. En caso de que el despido entre en esta modalidad, el trabajador tiene todo el derecho de solicitar una indemnización, sin embargo, la empresa puede no readmitirlo en los casos siguientes.

-Si la antigüedad es menor a un año.

-Si se trata de un trabajador de confianza.

-Si es un trabajador del servicio doméstico.

-Si es un trabajador eventual.

-Si, en caso de haberse llevado el caso a la Junta de Conciliación y Arbitraje, las instituciones pertinentes determinan que no será posible restituir la relación laboral de una manera normal y adecuada.

Recuerda que como trabajador tienes derechos y tienes obligaciones con la empresa para la que trabajas, trata de ser un buen empleado y evita a toda costa hacer alguna de las acciones que mencionamos en este post  y que pueden terminar en tu despido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *