El cheque

El cheque es un título de crédito empleado como un medio de pago de uso común mediante el cual el librador le ordena al banco pagar una determinada cantidad de dinero con cargo a nuestra cuenta.

Sólo podrá ser expedido por quien, teniendo fondos disponibles en una institución de crédito, sea autorizado por ésta para librar cheques a su cargo (Art 175 Ley general de Títulos y Operaciones de Crédito)

El Banco tiene la obligación de pagar el cheque siempre y cuando tengamos fondos suficientes en nuestra cuenta.

Para que un cheque sea válido debe reunir con los siguientes requisitos:

  1. Debe hacer mención de que es un Cheque: Conforme a la ley, para que el título sea considerado como tal debe hacer la mención de ser un cheque, de lo contrario no podrá ser pagado.
  2. Especificar lugar y fecha de expedición: datos que sirven para calcular el plazo para cobrar el cheque, ya que una vez vencido el Banco no está obligado a pagarlo.
  3. La orden incondicional de “páguese este cheque a” determinada cantidad de dinero. Puede ser a favor de determinada persona o al portador. Así mismo deberá especificar en qué moneda deberá ser pagado dicho cheque.
  4. Nombre del Banco (librado) que deberá pagar el título.
  5. Lugar de pago.
  6. Firma del librador, para que el Banco autorice el pago del cheque.

 

Caducidad de cobro del Cheque

El art 181 de Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito establece los plazos para que un cheque sea presentado para su cobro

  • Dentro de los quince días naturales, si se paga en el mismo lugar donde se expide.
  • Dentro de un mes si se va a pagar en lugar distinto, pero en territorio nacional.
  • Dentro de los tres meses naturales, si se expiden México para ser pagaderos en el extranjero a la inversa.

Los cheques pueden ser:

Negociables: cuando se pueden transferir a otra persona mediante el endoso, para lo cual se firma en la parte posterior del cheque adicionando los datos requeridos por el banco. El beneficiario podrá cobrar en efectivo o depositarlos a su cuenta bancaria.

No Negociables: Sólo serán cobrados por el beneficiario  en ventanilla del banco o si así es su deseo, podrán ser depositados en su cuenta bancaria. En otras palabras no podrán ser endosados.

 

Formas de expedición de cheques:

Debido a que cada librador y beneficiario tienen diferentes necesidades existen diversas formas de expedir los cheques, las cuales son:

  • El cheque cruzado: es aquel en el que el librador traza dos rayas paralelas en diagonal en la cara principal del cheque. Con lo cual indica que debe ser depositado en una cuneta y que no podrá ser cobrado en efectivo. Aun así este tipo de cheque es negociable.
  • El cheque para abono en cuenta: Los cheques llevan esta leyenda lo cual indica que ya no son negociables, por lo que únicamente podrán depositarse en la cuenta del beneficiario.
  • Cheque certificado: Es un cheque no negociable, en el cual el Banco hace constar que la cuenta del librador cuenta con los fondos suficientes para pagarlo. Para ello el Banco congela o descuenta de la cuenta el monto del título amparado.
  • Cheque de caja: Cheque no negociable que expiden los bancos a favor de una persona determinada.
  • Giro Bancario: Similar al cheque de caja, en el cual se indica que la orden de pagar el cheque a una persona determinada será pagado en un lugar distinto.
  • Cheque de ventanilla: Estos se emiten cuando perdemos nuestro talonario y tenemos que expedir un cheque, entonces utilizamos un cheque del propio banco, en donde anotamos el número de cuenta, la fecha y firma. Tienen inscrita la leyenda “cheque de ventanilla”. Es lo que hacemos cuando queremos sacar dinero de la tarjeta que ampara nuestra cuenta y no la traemos.
  • Cheque de Viajero: Este cheque deberá contener dos firmas, la primera se firma al momento de que se es entregado y la segunda cuando lo presentas; esta es una medida de seguridad para comprobar que efectivamente eres propietario del título. Son muy usados por las personas que viajan constantemente con la finalidad de no llevar cantidades grandes de dinero en efectivo.

 

¿Qué sucede si al momento de presentar un cheque en el banco para su cobro la cuenta no tiene fondos suficientes para su pago?

Si al momento del cobro la cuenta del librador no cuenta con fondos suficientes, cuentas con un plazo de seis meses para ejercitar la acción cambiaria contra el librador por medio de un juicio ejecutivo mercantil. De esta forma se le obligará a pagar el cheque de lo contrario procede el embargo.

Para este y más artículos no olvides seguirnos en Facebook!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *