Errores que te impiden formar tu propio negocio

Errores que te impiden formar tu propio negocio

Errores que te impiden formar tu propio negocio

El tener el sueño de crear y echar a andar tu propio negocio, por sí solo, ya es un gran paso para un emprendedor.

Son millones de personas en todo el mundo quienes ni siquiera cuentan con un propósito o plan de vida, no tienen nada que les pueda permitir solventar sus gastos cuando se retiren del área laboral en los años próximos.

Si el emprendedor ya resolvió esa cuestión, sabe lo que quiere y sobre qué va a desarrollar su idea; puede cometer muchos errores de forma inconsciente, los cuales van a ocasionar que el emprendedor no pueda lograr la meta que desea.

Al rededor del 65 por ciento de las  empresas de tamaño pequeño y mediano en México, son empresas familiares, de estas el 80 por ciento no cuenta con ningún tipo de certificación, y al rededor del 50 por ciento no usa técnicas en calidad o productividad.

En otras palabras, hay un indicador que nos informa que a los emprendedores les hace falta asesoría. Estos son algunos de los errores que cometen los emprendedores.

-Anticiparse al cambio

Muchos emprendedores comienzan a darse una vida con un nivel socioeconómico más alto del que en realidad se pueden permitir. Lo cual puede hacer que su negocio no vaya bien en aspectos económicos o simplemente las ganancias no puedan solventar los gastos que el emprendedor tiene.

Te invitamos a leer: Elementos para una reunión con un cliente nuevo

-No trabajar en ti

Si deseas generar recursos que permitan crear tu propio negocio, primero debes invertir en ti mismo, ya que debes aprender y obtener los diferentes recursos necesarios para que tu negocio marche bien; es decir, aprenderlo. La mejor inversión que se puede hacer está en los conocimientos del empresario, en el manejo de equipo, de dinero, marca personal.

-Perspectiva errónea

Ver el dinero como un fin y no como un medio es una de las peores perspectivas que un emprendedor pueda tener. El emprendedor, debe concentrarse en los recursos tangible, ya que estos son los que permitirán formar y hacer crecer su empresa, pero no porque ese sea su objetivo, generar dinero y ya, sino una fuente sustentable y fuerte de ese dinero.

-Falta de orden

Con los recursos monetarios debe tenerse un orden establecido.

Si no se tienen fijadas las cantidades sobre lo que se puede o no gastar en ciertas áreas de la empresa o incluso en los gastos personales del mismo emprendedor, no se tendrá éxito. El error es principalmente no definir un presupuesto y creer que lo correcto es gastar solamente lo que la compañía necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *