Gastos directos y gastos indirectos

Gastos directos y gastos indirectos

Gastos directos y gastos indirectos

Los gastos directos e indirectos son elementos que no pueden dejar de considerarse en los estados de resultados de tu negocio, y mucho menos cuando estos están identificados por proyectos.

Gastos indirectos

Los gastos indirectos son todas aquellas erogaciones que son difíciles de asignar a la operación de la empresa y sus actividades tales como seguros, mantenimiento, seguridad, luz, etc. Bajo este supuesto, debemos entender que para poder determinar un costo unitario de un producto o el punto de equilibrio en un servicio, debemos saber identificar absolutamente todos los gastos.

En los productos, es importante identificar los gastos indirectos ya que estos serán la base para poderlos asignar mediante un prorrateo a cada uno de los artículos y así determinar su costo unitario y saber en cuánto lo podemos vender.

De igual forma, en los servicios, es importante conocer los gastos indirectos por que al igual que los productos, serán la base para poderlo asignar a cada uno de los proyectos mediante un prorrateo.

Te invitamos a leer: ¿Qué es una reingeniería para negocios?

Gastos directos

Los gastos directos, por el contrario, son erogaciones que son fáciles de identificar y que están relacionados de forma directa con las actividades de la empresa sin incurrir en el costo. Tales como la materia prima con la que el producto es elaborado, así como la maquinaria y personal de la empresa que son necesarios para su elaboración.

 Estos gastos no deben ser asignados a otras áreas, productos o proyectos de la empresa o se alteraría la información.

Costo y gasto

Una de las dudas más comunes entre los contadores, incluso ya ejerciendo la profesión, es la diferencia entre el costo y el gasto. Algo que si bien puede confundir en una primera instancia, no debe confundirse por ningún motivo, pues hacerlo alteraría nuestra utilidad bruta y no sabríamos si el negocio va mal o bien por los costos o los gastos, que en ambos casos requieren acciones bien distintas.

  • El costo es toda erogación que de algún modo se le cobra al cliente y que es absolutamente necesario para poder ofrecer el producto o servicio.
  • El gasto es toda erogación que no se le cobrará al cliente, y que si no se tuviera el producto o servicio de todos modos se ejercería el gasto.

Retomando los gastos, éstos generalmente se dividen en gastos de venta y gastos de administración. Los gastos de venta son todos aquellos necesarios para la venta del producto o servicio, mientras que los gastos de administración son aquellos que se requieren para administrar el negocio desde una oficina, por así decirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *