Packing, una forma novedosa de hacer branding

Packing, una forma novedosa de hacer branding

Packing, una forma novedosa de hacer branding

El marketing ha implementado distintas estrategias a lo largo de los años para hacer que sus productos se vean especiales y diferentes a los de la competencia. Algunas marcas implementan nuevas características en sus productos, otras incursionan en nuevos nichos de mercado, etc.

Algo que recientemente ha cobrado notoriedad, es el packing, es decir, el empaque del producto.

El packing, es un elemento comunicativo de mucha importancia para la marca de un producto. Los diseñadores de los empaques, deben logar que el cliente se sienta atraído por el producto simplemente con verlo, aunque en ocasiones a primera vista ni siquiera sepa qué producto es.

Es común que todos nosotros usemos en nuestro día a día productos con un packing que tuvo que ser diseñado y perfeccionado varias veces: desde una pasta de dientes, el café que bebemos cada mañana o hasta nuestro refresco favorito.

La importancia del packing

El envase que tiene un producto, al mismo tiempo es un medio de comunicación. Su diseño debe cumplir con ciertas características: Contener, proteger, conservar y transportar el producto de una forma eficiente.

Por ende, un diseño atractivo no siempre es suficiente para hacer branding de forma adecuada, sino que se necesita una profunda investigación del contexto en la cual el packing será distribuido y la relación que tendrá con el público.

Adicionalmente, debe comunicar la esencia de la marca, el sentir del cliente y sobre todo, ser creativo.

Te invitamos a leer:Cantidad de horas que debes trabajar para no estresarte

Funciones del packing

Adicionalmente a las cuatro funciones que se mencionaron con anterioridad, el packing debe cumplir con otras tres funciones que son:

-Función Práctica: Este aspecto del packing, esta relacionado de forma directa con la función que tiene el empaque en cuestión, es decir, debe cumplir con las cuatro funciones mencionadas antes (Contener, proteger, conservar y transportar) y mantener su solidez e integridad.

-Función estética: Esta función está desarrollada con lo que se conoce como neuromarketing. Debe cumplir con un diseño que satisfaga las necesidades de belleza, diseño y atractivo físico a primera vista.

-Función simbólica: La última función, se relaciona con el simbolismo, aspectos psicológicos, espirituales y sociales del producto en cuestión. Debe satisfacer la identificación del cliente con la marca al momento de estar transportando dicho producto, además de consumirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *