Qué es el EBITDA

Qué es el EBITDA

Qué es el EBITDA

El EBITDA es un indicador financiero muy conocido y necesario en cualquier análisis de una empresa.

Sus siglas, en inglés, representan las diversas ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. En otras palabras, representa el beneficio bruto de la explotación calculado antes de haber deducido los gastos financieros y de operación.

Calcular el EBITDA

Realizar el cálculo es una tarea sencilla. Para calcularlo, debemos comenzar por el Resultado de Explotación, que también es conocido como EBIT. Después, se suman las cantidades dotadas a provisiones y a las amortizaciones de los diferentes activos.

Otra forma de ilustrarla, es:

EBITDA= EBIT+Provisiones+Amortizaciones

De esta forma, en el cálculo del EBITDA no tomamos en cuenta las amortizaciones, ya que estas dependen del modelo de amortización que se decida usar en la empresa. Tampoco se toma en cuenta las provisiones para cubrir posibles riesgos, que son decididos por el propio empresario.

Cuando eliminamos aspectos como los impuestos o los gastos financieros, podemos aislar el análisis de la actividad productiva de los  gastos que se generan por la estructura de capital de negocio, además de los aspectos fiscales.

Te invitamos a leer:Cómo saber si tu negocio necesita su propia app

Aspectos importantes

La importancia de este concepto, radica en su facilidad de cálculo, aunque además de esto conviene aclarar algunos puntos que pueden orillar a una mala interpretación de mismo.

-No mide la liquidez generada por la empresa, ya que aunque deduce de su cálculo las provisiones y las amortizaciones, no incluye salidas correspondientes a tesorería, tales como pagos financieros o por intereses y compras que aún no han sido efectivas.

-No se toman en cuenta las inversiones productivas que se hayan realizado antes ni ahora.

-Ya que no se considera el endeudamiento, un elevado EBITDA puede ser consecuencia de un elevado grado de apalancamiento, por lo tanto, la capacidad real de obtener beneficio se puede ver reducida.

Un EBITDA elevado, no necesariamente significa que se esté realizando una buena gestión empresarial, sino que es más probable que se tenga un elevado endeudamiento u otros factores que condicionan este cálculo. Por esta razón, es habitual utilizarlo en relación o cociente a otros parámetros como la inversión realizada, las ventas efectuadas o el endeudamiento contraído en un período de tiempo determinado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *