Relación Calidad-Precio de un producto

Relación Calidad-Precio de un producto

Relación Calidad-Precio de un producto

La mayor parte del tiempo, el precio de un producto influye demasiado al momento de decidir llevar a cabo la compra o no.

Existen un sinfín de opciones y variaciones en los productos, lo que tiene que ver directamente con la calidad de los mismos. La percepción que tiene cada uno de los consumidores en relación a los precios altos, es que la calidad también será alta. Aun así, encontrar calidad en un producto o servicio de bajo costo, puede traer una mayor satisfacción al cliente.

Alta competencia

El crecimiento de la competentica en el mercado de las ventas, es una cuestión que influye de forma directa en la relación precio- calidad de un producto, debido a que con el objetivo de captar un mayor número de clientes, se puede sacrificar el precio, brindando calidad.

Esto, es de gran beneficio para el público, y que entre más competencia y más opciones tenga para elegir variables del mismo producto, las empresas se esforzaran cada vez más en acaparar la mayor parte del mercado. Con lo que el cliente puede obtener productos de calidad a un bajo costo o bien, productos con más características.

Te invitamos a leer: ¿Por qué procrastinamos?

Precio-Calidad

Un debate que siempre ha existido, es cuánto está dispuesta l agente a pagar por un producto que en verdad necesite, como por ejemplo un cepillo de dientes o un jabón. Pero además de cosas pequeñas y que no implican un gasto mayor, también pueden ser analizadas desde la perspectiva de gastos mayores, como lo son el adquirir una casa o un coche.

Las empresas se plantean cuestiones como por ejemplo si el cliente aceptaría una casa a un bajo costo pero que es evidente que se ha construido con materiales de baja calidad.

Las 3 B

Las grandes corporaciones tienen sus propios estándares para medir el precio y la calidad que desean dar a sus productos, sin embargo estas cosas cambian en el mercado local, con lo que coloquialmente se llama “las 3 Bs”.

Es muy común encontrar una satisfacción o felicidad al poder encontrar productos de alta calidad a un precio que es considerablemente bajo, pero en este caso siempre hay un sacrificio.

Para poder crear o brindar un producto o servicio de buena calidad se necesita invertir una suma de dinero para poder contar con la materia prima que permita cumplir el objetivo, lo que claramente también supone un costo extra.

El precio y calidad, siempre van a ser un tema de debate tanto para los consumidores como para los empresarios. Y será también su manera de posicionarse frente a los clientes los que defina el éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *